Hotel de encanto: El lujo más urbano en el Pirineo más virgen.

Qué hacer a un paso de Bonansa…

 

#Esquí

esqui

Esquí a un paso del BCH

Baqueira, Boí-Taüll, Cerler…

El esquí representa una de las actividades más destacadas del entorno. A unos 40 minutos del hotel, podrá disfrutar de este deporte en tres fantásticas estaciones. Baqueira-Beret (Valle de Aran) www.baqueira.es, el esquí de ensueño situada en el único valle de carácter atlántico de España, una zona privilegiada por la calidad de su nieve y con más de 120 km esquiables. Además, la estación cuenta con un espacio único, el Moët Winter Lounge, en el que se fusiona la pasión por los deportes de invierno, con el placer de tomar una copa de champagne Moët & Chandon rodeado de todo el glamour y gente VIP del momento. Boí-Taüll (Vall de Boí): www.boitaullresort.com situada en una de las zonas más privilegiadas del Valle de Boí -declarado recientemente Patrimonio de la Humanidad, es la estación más alta de los Pirineos. Aramon Cerler (Valle de Benasque): www.cerler.com se encuentra bajo la insaciable mirada del Aneto rodeada de bosques de pinos y 60 picos de más de 3000m con lo que no le suele faltar nieve.

#Senderismo

senderismo

Actividades en familia

Trecking, escursiones en familia…

El entorno que rodea el hotel, uno de los parajes más vírgenes del Pirineo, anima también a los tranquilos paseos para disfrutar del contacto directo con la naturaleza. En el Valle del Isábena, uno de los más desconocidos y, a la vez, auténticos de los Pirineos, se encuentra el Turbón (2.492m.) mole espectacular y solitaria, excelente para el esquí de travesía en invierno y para las excursiones a pie en verano. El parque natural del Posets-Maladeta es una interesantísima área protegida situada a no más de media hora del hotel. Con una extensión de más de 33.440 hectáreas, cuenta un impresionante conjunto de 13 glaciares, 95 lagos (ibones) de origen glaciar y cascadas de gran belleza.hasta 10 metros, hasta coronar las agujas de La Croqueta.

#Setas

setas primavera

Especies de otoño

“El paraíso de las setas”

El BCH está enclavado en el corazón del “paraíso de las setas”. Los bosques que rodean el Bonansa Country Hotel hotel son visitados, en primavera y otoño, por centenares de buscadores. A partir del mes de mayo, a sólo un paso del hotel, pueden cogerse “moixernos” (el champiñón salvaje) o la “moixardina”, conocida también en catalán, como “carrereta”. Dos variedades de setas de primavera muy preciadas, buscadas y sabrosas. El BCH ofrece la posibilidad de realizar salidas guiadas para recogerlas. Y en otoño los bosques de Bonansa son famosos por la alta productividad de “rovellons” (nízcalos), ceps, llanegas blancas, fredolics y muchas otras
variedades. Recoger esas setas en los bosques que rodean el BCH y degustarlas después en el hotel, donde se impartirán también clases de cómo prepararlas, no tiene precio.